Promoción de Hábitos Sociales y Nutricionales Saludables: Guía para la Alimentación y la Nutrición de las personas mayores.

19-06-2019 - Salud, Vida Activa

En Fundación Edad&Vida disponemos de una guía que se elaboró con el objetivo de servir de ayuda y orientación para las personas mayores que deseen seguir unos hábitos de alimentación saludables que les permitan vivir con mayor bienestar y calidad de vida.

Esta guía pretende ser eminentemente práctica y se han incluido recomendaciones generales de alimentación y hábitos de vida saludable. También, incluye recomendaciones específicas ante situaciones muy frecuentes en las personas mayores como la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, entre otros.

En su redacción, se ha tratado de huir de tecnicismos innecesarios y ha sido validada por un grupo de personas mayores para asegurar que la guía cumplía con criterios de utilidad de los contenidos, legibilidad, facilidad de compresión, presentación, etc.

En Edad&Vida estamos convencidos de que una adecuada alimentación debería ser una actividad placentera y, además, uno de los pilares básicos que nos permitan no sólo vivir más años, si no vivir mejor. Una alimentación adecuada y unos hábitos de vida saludables reducen el riesgo de enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular, diabetes, osteoporosis, anemia y algunos tipos de cáncer. Además, si ya se padece alguna enfermedad crónica una dieta adecuada ayuda a mejorar su control evitando o enlenteciendo su progresión.

De esta forma, en la guía se recogen, en primer lugar, una serie de recomendaciones sobre alimentación e hidratación para hablar, seguidamente, sobre los hábitos de vida como la exposición solar y la actividad física. En este sentido, se proponen una serie de ejercicios muy sencillos y prácticos.

En los dos siguientes puntos, se hacen recomendaciones específicas para hacer una compra saludable y económica, además de presentar unos consejos sobre seguridad alimentaria.

Finalmente, se repasan los problemas concretos más frecuentes entre las personas mayores, como la diabetes, la hipertensión, el estreñimiento, etc., y otros no tan frecuentes pero que pueden verse alterados por una alimentación inadecuada, como la sequedad de la boca, problemas de deglución, etc. En cada apartado, se realizan recomendaciones específicas claras y concretas para que la persona entienda las variaciones que debería hacer en sus hábitos para mejorar su estado.

Ver documento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.