OCDE y pensiones

12-12-2016 - Financiación

Eduardo Rodríguez Rovira
Presidente de Fundación Edad&Vida

Según recientes encuestas las pensiones son uno de los asuntos que preocupan hoy más a la ciudadanía española. Antes solamente los que se acercaban a edades próximas a la jubilación tenían esa preocupación, pero ahora afecta también a trabajadores más jóvenes, quienes temen que la tasa de reemplazo media de las pensiones sobre el salario, relativamente elevada en España comparada con los países de nuestro entorno, prosiga una tendencia decreciente.

Recientemente la OCDE ha publicado un interesante informe “Panorama de las pensiones en la OCDE 2016” con una serie de reflexiones y recomendaciones nada demagógicas ni populistas, que es lo que predomina actualmente, sino muy sensatas y realistas.

Son las contribuciones de los trabajadores – de una forma casi oculta para muchos ya que no la entregan después de recibirla, si no que se les retiene y se ingresa directamente en la Seguridad Social – lo que al cabo de los años se convertirá en sus pensiones. Es su propio dinero, no de los demás, ni es el Estado el que les regala una pensión, como puede parecerles a muchos por la forma en que se habla y se trata del sistema de pensiones.

Por ello la separación de la forma de financiación entre las pensiones contributivas (creadas con el sueldo de cada trabajador individual) y las no contributivas, que en realidad son ayudas asistenciales, no pensiones propiamente dichas, que se pagarán con los impuestos de todos, puede clarificar mucho la situación. Se resalta así el principio de que es el propio trabajador el que contribuye con parte de su salario a la futura pensión.

La OCDE de acuerdo con esta filosofía señala que la única forma de obtener mejores ingresos en el futuro es contribuir con más dinero y más años de trabajo. Los aumentos de tu pensión no deben de venir de los impuestos, que pagarían todos los demás, sino de tu contribución individual, ya sea a un fondo público o privado.

Precisamente la OCDE señala la tendencia al ahorro a fondos privados complementarios a la pensión pública, lo que es general en nuestro entorno. 13 países de la OCDE tienen fondos privados de pensiones que superan el 50% del PIB y la tendencia en todos los países es creciente. En España es solo el 14,3% de nuestro PIB, el puesto 19 de la OCDE, muy por debajo de nuestra posición económica. Seguimos muy atados a los activos inmobiliarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.