Atención Sanitaria y la Asistencia Farmacéutica en Centros Residenciales y Sociosanitarios

22-06-2018 - Buen trato, Final de Vida, Salud

El envejecimiento de la población, el aumento de la esperanza de vida, junto con el incremento de la cronicidad, la pluripatología y las situaciones de dependencia, tienen una incidencia directa en el perfil de personas que están siendo atendidas actualmente en los centros residenciales para personas mayores en España.

Es necesario el desarrollo de una adecuada red de servicios integrados de atención social y sanitaria en nuestro país: centros sociosanitarios y residenciales, servicios de atención a domicilio y de teleasistencia, que cubran la demanda creciente de atención a estas personas.

Precisamente, en los últimos años, debido al comentado progresivo envejecimiento de la población y a la alta incidencia de enfermedades crónicas y complejas, los centros residenciales están asumiendo una carga de atención sanitaria cada vez más importante, atendiendo a personas con problemas de salud complejos y con niveles de dependencia cada vez más elevados.

En este sentido, en Fundación Edad&Vida estamos inmersos en un proyecto cuyo objetivo es revisar este aspecto y reunir en torno a unas mesas técnicas a diferentes agentes expertos en el ámbito de la atención sociosanitaria: representantes de sociedades científicas y profesionales (SEMER, SEMERGEN, SEEGG, SEGG, Consejo General de Colegios Farmacéuticos, SEFH, SEFAC y SECPAL), asociaciones de pacientes, prestadores de servicios (DomusVi, Eulen, QuirónSalud, PSN, Fundación Mémora), proveedores de medicamentos, de productos sanitarios y nutrición enteral (Esteve, Hartmann, Nestlé HealthScience), para analizar la situación actual, detectar y describir los principales retos y proponer posibles soluciones que permitan mejorar la atención sanitaria y la calidad de vida de las personas que viven en estos centros residenciales. Al mismo tiempo que dar visibilidad a la atención sanitaria (médica, funcional y farmacéutica) que se realiza en ellos para que se considere como un nivel asistencial intermedio dentro del Sistema Nacional de Salud.

Más en detalle, se ha trabajado en tres mesas centradas en aspectos diferenciales. La primera de ellas versaba sobre la atención sociosanitaria en la que se ha analizado el modelo asistencial presente en dichos centros residenciales, la carga sanitaria soportada en los centros, el rol de los diferentes profesionales asistenciales del centro, la relación y coordinación con otros niveles asistenciales, los sistemas de acreditación existentes a nivel estatal y la financiación de estas plazas.

La segunda de las mesas, se centró en la asistencia farmacéutica en centros residenciales, en ella se discutieron los diferentes modelos existentes a nivel estatal sobre la prescripción y orden médica de estos productos, la compra y su financiación, el depósito y dispensación personalizada de estos productos, además de los programas de formación e investigación y la integración del farmacéutico dentro del equipo asistencial del centro.

En la tercera de las mesas técnicas se abordó la atención al final de la vida que se presta en los centros residenciales. Así, se analizaron aspectos como los procesos de identificación de personas en situación de necesidad de atención paliativa, las necesidades específicas de estas personas, los protocolos y guías asistenciales existentes, la relación con otros niveles asistenciales y la utilización de productos sanitarios, farmacológicos y dietoterápicos específicos.

Con la información obtenida en cada una de las mesas se elaborará un documento que será validado por los participantes y se hará extensible a otras entidades como las patronales de sector y asociaciones de usuarios y personas mayores. Finalmente, se hará difusión del posicionamiento compartido de todos los implicados en la prestación de cuidados en entorno residencial a personas en situación de vulnerabilidad y se continuará con el trabajo conjunto de estas entidades para explicitar la carga sanitaria de este nivel asistencial intermedio.

Raúl Vaca Bermejo, Departamento Técnico de Fundación Edad&Vida.

Comentarios:

  1. José luis barreto dice:

    Parece que se olvida lo trascendente, la imposibilidad de cumplir pautas horarias; un residente con medicación cada 8 horas se le juntan las tres tomas según los horarios de las residencias entre las 10 y las 20 horas, ( siendo optimista), ya sean anti diabéticos antibióticos, anti psicóticos, ideal para el concepto farmacológico de distribución y eficacia terapéutica.

  2. rvaca dice:

    Buenos días José Luis,

    En este sentido, y precisamente para evitar estas situaciones, es importante, en primer lugar, explicitar la función y carga sanitaria que se realiza en estos centros. Además, se debe potenciar el trabajo en equipo de profesionales interdisciplinares (en el que figuren tanto profesionales de la medicina, enfermería, psicología, fisioterapia, terapia ocupacional, etc. y, por supuesto, los auxiliares que son los que más contacto y mayor conocimiento tienen de las personas atendidas en el centro; como de profesionales de la farmacia) que establezcan las recomendaciones e indicaciones necesarias para garantizar una correcta asistencia (tanto en este aspecto que comentas de la toma de medicación como en tantos otros igual de significativos) que sirva para mejorar la calidad de vida y bienestar de sus usuarios.

    Nuestro objetivo es avanzar hacia ese objetivo y nos consta que es un esfuerzo compartido por muchas entidades amigas.

  3. Lujan dice:

    Al fin alguien que reconocera la labor sanitaria de los centros sociosanitarios
    El sistema no nos reconoce pero nos necesita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.